jueves, 23 de abril de 2009

El dolor en los pies y la diabetes

  • Impre.com
  • NewsUSA |

     
     

  • 2009-04-23


     

    Quemazón, hormigueo o sensación adormecida en los pies y dedos puede indicar diabetes de acuerdo con el Colegio Americano de Cirujanos de Pies y Tobillos (ACFAS, por sus siglas en inglés).


     

    La neuropatía diabética periférica, o daño en el nervio del pie, puede llevar al adormecimiento permanente, deformidad tales como juanetes o dedos doblados, y a que el pie se seque y provoque grietas en la piel que no se cierren. En los Estados Unidos la diabetes es la causa principal de la neuropatía periférica y puede llevar a complicaciones en el pie.

    "La neuropatía diabética periférica no es sólo una enfermedad dolorosa sino también peligrosa", afirma el cirujano de pie y tobillos de Boston, John M. Giurini, DPM, FACFAS, presidente de la asociación de 6.000 miembros, "Es una enfermedad que contribuye potencialmente a las úlceras de pie en la gente con diabetes".


     

    De los 23 millones de americanos que padecen la diabetes, uno de cada cuatro no ha sido diagnosticado. Algunas personas se enteran que tienen diabetes sólo después de ver al doctor por problemas de quemazón, hormigueo y adormecimiento en los dedos de sus pies. Mucha gente que ya ha sido diagnosticada con diabetes no sabe nada de los síntomas de la neuropatía.


     

    Según FootPhysicians.com, incluso aquellos pacientes diabéticos que tienen un excelente control de la azúcar en la sangre pueden desarrollar neuropatía diabética.

    Las medicinas pueden tratar el dolor provocado por la neuropatía, pero el daño en el nervio no puede ser reparado.


     

    "Cuando tienes diabetes y especialmente neuropatía diabética, un pequeño corte en el pie puede convertirse en algo serio", afirma Giurini. "Las estadísticas sobre úlceras diabéticas hablan por sí solas".


     

    El veinte por ciento de los pacientes diabéticos que desarrollan úlceras requieren una amputación. Aquellos pacientes de raza negra, hispanos o americanos nativos tienen el doble de posibilidad de necesitar una amputación relacionada con la diabetes que los de raza blanca. La mitad de todas las personas con diabetes que han sufrido una amputación de dedo o pie mueren en los tres años siguientes. Los costes anuales de los tratamientos de úlcera diabética en los Estados Unidos se estiman que son de $5 billones.

    Para más información sobre la neuropatía diabética periférica visita FootPhysicians.com.