domingo, 20 de marzo de 2011

Nuevo descubrimiento sobre la diabetes


t
omado de horacero

WASHINGTON, (VOANOTICIAS.COM).-Un equipo de científicos cree que llevar la cuenta de los carbohidratos consumidos no interfiere en el nivel de azúcar en sangre tanto como la carga glucémica de la comida, en el caso de los diabéticos.
Este ultimo parámetro también incluye la rapidez con la que el organismo absorbe esos carbohidratos, un dato más completo a la hora de considerar el estado del azúcar en sangre para lo que padecen diabetes, según concluye un estudio sobre adultos sanos, que cuestiona cómo las personas con diabetes tipo 1 deciden cuánta insulina debería aplicarse antes de comer.
En la diabetes tipo 1, que padecen 3 millones de estadounidenses, el páncreas no produce cantidad suficientes de insulina, la hormona que controla el nivel de azúcar en la sangre.
Para evitar un aumento peligroso del nivel de azúcar en sangre, los diabéticos se inyectan insulina antes de una comida, generalmente según la cantidad de carbohidratos que ingerirán.
Pero el nuevo estudio, dirigido por Jiansong Bao, de la University de Sydney en Australia, sugiere que esa no sería la forma más efectiva de hacerlo, ya que en su lugar, la carga glucémica de un alimento daría mejor resultado.
El equipo les pinchó el dedo a 10 jóvenes saludables para obtener muestras de sangre; los participantes comieron 120 tipos de alimentos, todos con la misma cantidad de calorías. El estudio incluyó también dos grupos de voluntarios que consumieron alimentos, incluidos varios productos de la dieta occidental, como cereales, pan, huevo y carne.
La carga glucémica superó reiteradamente el recuento de carbohidratos en cuanto a la capacidad de predecir el aumento de los niveles de azúcar e insulina en sangre después de una comida.
"En Estados Unidos, el 60% de la población tiene sobrepeso u obesidad, de modo que ignoramos si los resultados se aplicarían a todos o a los diabéticos", dijo el experto.
Para calcular la carga glucémica, se multiplica la cantidad de carbohidratos en gramos por porción por el índice glucémico de los alimentos, dividido por 100.
Los alimentos con índice glucémico bajo hacen que el azúcar en sangre aumente lentamente, lo que ejerce poca presión en el páncreas para producir insulina. Además, los efectos de largo plazo y los nutrientes en los alimentos también serían importantes en el riesgo de desarrollar enfermedad.